El teatro isabelino llega por Navidad

Como el turrón, el teatro isabelino llega por Navidad. No diré yo que ese teatro, en puridad el teatro renacentista inglés, con sus violencias y caudales de sangre, historias truculentas y autores de daga fácil (Marlowe murió apuñalado en el ojo derecho y Ben Jonson mató a un actor en un duelo) sea lo que más casa con el espíritu navideño (o quizá sí, visto como aumentan año a año los detractores de la Navidad). Pero el caso es que el destino ha querido que a lo largo de las fiestas coincidan en la cartelera barcelonesa una serie de producciones representativas de la creación teatral que se cocinó a vuelo de buen cubero durante el reinado de Isabel I de Inglaterra. He escrito destino pero también la voluntad ha jugado un papel en esta Navidad isabelina en Barcelona: cuatro salas de pequeño formato de la ciudad, Atrium, Circol Maldà, Tantarantana y Teatre Akadèmia, que presentan otras tantas producciones isabelinas, tres de Shakespeare y una de Christopher Marlowe (los dos grandes representantes), han unido sus esfuerzos para aglutinar sus espectáculos.

Desde principios de diciembre hasta finales de enero, las salas ofrecen al público un abono para disfrutar a precios asequibles (10 euros la entrada a partir del segundo espectáculo, lo que quiere decir que por menos de 50 euros —dependiendo la cantidad exacta de las tarifas de cada teatro y los descuentos— puedes ver las cuatro obras).

Compra ahora